La historia de Christine Chubbuck, la periodista que se suicidó por TV

Julio de 1974, Sarasota (Florida). Christine Chubbuck se preparaba, como todos los días, para presentar su programa diario en el Canal 40. Sin embargo no era un día normal, pese a que nada hacía presagiar lo que estaba a punto de ocurrir.

 

descargaNatural de Ohio, pronto abandonó el Medio Oeste para centrarse en sus estudios como periodista en Boston  antes de aterrizar en el Talk Show ‘Suncoast digest’ de la televisión de Florida.  Su ascenso parecía meteórico pero en el mundo del espectáculo no es oro todo lo que reluce. En realidad había muchos aspectos de su trabajo con los que Christine estaba descontenta. Bajo la etiqueta de sociedad, la cadena llenaba el espacio de contenidos,Solo tres días antes de su suicidio, la cadena relegó un reportaje en el que la periodista había estado trabajando duramente para poner un tiroteo. El presidente alegó que quería que sus trabajadores se centraran en “historias de sangre y entrañas”.

La mañana del 15 de julio de 1974, Chubbuck se empeñó en escribir ella misma el guión del programa. Su muerte estaría perfectamente estructurada en el guion como un elemento más del espectáculo.  Sus compañeros hablaban de ella como alguien brusco a la hora de expresarse, pero también como una persona entusiasta, competitiva y con mucho talento. Seguramente no tomaron en serio cuando les dijo, apenas una semana antes, que había comprado una pistola. “He pensado en traerla al programa y volarme los sesos en directo”, comentó.

Aquel día, tras dar un par de noticias a nivel nacional, miró a cámara y dijo: “De acuerdo con la política del Canal 40 de brindarles lo último en sangre  y entrañas a todo color, están a punto de ver otra primicia: un intento de suicidio”. Cogió el revolver, se apuntó a la cabeza y disparó.

Las televisiones quedaron fundidas a negro cuando el director se acercó para ver qué había pasado. Lo que en principio creyeron que era una broma de Christine había sido una terrible realidad; la periodista estaba tendida sobre la mesa, aún temblando y cubierta de sangre.

Al parecer, antes del suceso la periodista había propuesto hacer un reportaje sobre el suicidio. Se acercó a la oficina del sheriff y le preguntó por los métodos más eficaces. Este le comentó que uno de los más efectivos era el disparo de un revólver de calibre 38 en la parte trasera de la cabeza. Exactamente el que le mataría tres semanas más tarde.

La cinta en la que estaba grabado el programa original fue incautada por la policía, que posteriormente la entregó a la  madre de Christine  que se encargó de guardarla y se cree que optaron por destruirla, aunque tras su muerte nadie sabe exactamente qué pasó con ella. En cualquier caso actualmente no es posible encontrar ningún material gráfico del momento del suceso.

 

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: