“JONESTOWN”el mayor suicidio colectivo de la historia

En 1977, en busca de un paraíso socialista, Jim Jones, predicador y fundador de su propia iglesia: “Templo del Pueblo”, decide emigrar junto a sus casi 900 seguidores desde Estados unidos a Guyana en Sudamérica, donde en una colonia inglesa, construyeron su nuevo hogar llamado: Jonestown.

Y a decir verdad, para el líder y sus fieles idolatras, las cosas marchaban muy bien, pues era un lugar donde predominaba la equidad racial y económica; Se crearon granjas para producir sus propios alimentos, y para las cosas que no producían, comerciaban con otras comunidades del país.

 

Pero el paraíso encontrado, se convirtió en un infierno, cuando el carismático líder comenzó abusar de su poder; Los niños de la comunidad, o mas bien de la secta, tenían que decirle “papá” y solo podían ver rápidamente a sus verdaderos padres por la noche, se rumora que las mujeres sufrían abusos sexuales, algunos jóvenes eran electrocutados en sus genitales, y entre otras malas practicas que violentaban a los feligreses. Jim era tan inteligente y tenía un talento nato para lavar el cerebro, que a pesar de sus malos tratos, convencía a la gente de que todo lo que hacía era para un bien mayor, incluso realizaba ceremonias llamadas: “Noches blancas”, en las cuales pedía a sus seguidores tomar falsas pociones para suicidarse, como una prueba de fe.
Cuando Leo Ryan, un congresista de California, escucho de los posibles abusos por parte del predicador, viaja a Jonestown e invita a los seguidores de la secta a regresar con el a Estados Unidos, al ver que algunos pocos aceptaron, Jim perdió sus cabales, cuando se iban comenzó a gritar: “No pueden irse, ustedes son mi pueblo”, y en eso miembros de la secta, comenzaron a disparar al congresista y a sus acompañantes hasta matarlos. A sus seguidores que lo traicionaron los forzó a regresar a el.


Después de lo que había sucedido, era mas que obvio que su paraíso estaba por terminar, por lo que el líder decidió hacer una revolución de “muerte”, en una de las cintas encontradas se pueden escuchar algunas de sus ultimas palabras para el pueblo, eran “Por el amor a Dios, ha llegado el momento de terminar con esto”, “Hemos obtenido todo lo que hemos querido de este mundo. Hemos tenido una buena vida y hemos sido amados”. La vida de mas de 900 personas , de los cuales al menos 200 eran niños, se apagó ese día, después de que por voluntad propia, los adultos se envenenaran con cianuro, al igual de que envenenaron a sus hijos. Jim Jones murió de un balazo en la cabeza, a petición de el mismo.


Jim les decía a sus fieles feligreses que la muerte no era el final, si no el tránsito a otro nivel, en donde al final se volverían a encontrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: