CASO VALLECAS (La verdadera historia de la “Posesión de Veronica”)

Esta escalofriante historia ocurre a principios de los años noventa en Madrid, comienza con un grupo de chicas que juegan a la Ouija en la escuela, después de que una de ellas quería contactar con su novio que recientemente había muerto en un accidente de moto, cuando de pronto se vieron sorprendidas por la maestra, quien de manera alebrestada rompió el tablero sin darle oportunidad a las adolescentes de despedirse.

En ese instante el vaso que usaban como apuntador se quebró inexplicablemente y se desprendió un misterioso humo, el cual fue inhalado por la jovencita Estefanía Gutiérrez, quien a partir de ese momento su vida estaba por desmoronarse…

De ser una joven sana y alegre, repentinamente se vio afectada por constantes ataques epilépticos, en los hospitales no podrían encontrar que generaba las convulsiones, ya que todos los estudios arrojaban que ella no tenía ningún problema.

Sin embargo el mal que ella padecía no era médico, sino espiritual… Seres del infierno estaban tras su alma y ella lo sabía, los veía todas las noches alrededor de su cama, eran hombres sin rostro, la llamaban por su nombre, le decían: “Ven con nosotros”.

En una trágica noche, mientras Estefanía sufría un ataque, ella perdió la batalla contra el diablo, falleciendo de una manera súbita y sospechosa después de haber caído en coma, según el forense Pedro Cabeza.

Eran tan poderosas las fuerzas oscuras que habían ido tras Estefanía, que incluso después de su muerte, esas fuerzas se quedaron en su casa, para atormentar a los familiares de Estefanía que quedaban con vida.

Por las madrugadas se podía escuchar los fantasmales lamentos de Estefanía, quien pedía ayuda a su madre Concepción, mientras unas carcajadas de un anciano retumban por la casa, era el abuelo fallecido de Estefanía, quien había prometido atormentarles después de la muerte.


En uno de los paranormales episodios, una silueta masculina con cara lisa y negra se arrastraba por el cuarto de sus hermanas, arrojaba sus muñecas a la pared, mientras trataba de alcanzarlas.

Una sombra negra vigilaba desde el pasillo a cada uno de los integrantes de la familia, era tanta la rabia lo que tenía aquello que acechaba a la familia, que llegó a quemar una fotografía de Estefanía.
Aterrados y temerosos de correr el mismo destino de su hija, la familia acudió a la policía, quienes arribaron a la casa en su ayuda, pero lo que estaba por suceder, dejaría atónitos a los oficiales.

Mientras investigaban, de una manera brusca y antinatural las puertas de un armario se abrían y cerraban sin parar, en la terraza se escuchaban fuertes ruidos sin que nadie estuviese, una mancha marrón apareció de la nada en un mantel y observaron un crucifijo que se separó de la cruz, la base donde estaba la cruz estaba arañada.

Este caso llamó tanto la atención de los medios de comunicación que profesionales de lo desconocido acudieron en su ayuda.

posesion-veronica

Por meses la familia pasó literalmente un infierno, incluso la madre de Estefanía intentó quitarse la vida, pero afortunadamente sobrevivió para ver a sus otras hijas crecer, pues después de la tormenta que pasaron, con el apoyo de los parapsicólogos, las manifestaciones paranormales cesaron y la familia pudo hacer una vida relativamente normal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: