murió y la encontraron 42 años después en su casa

“Venimos solos y solos nos vamos”. Esta frase nunca ha sido más cierta para alguien como Hedviga Golik, quien fuera hallada 42 años después, sentada en su sofá, con la tv encendida.

06-golik-1

La siguiente historia da para uno de esos cuentos existencialistas del siglo XX acerca de la creciente incomunicación y aislamiento de las personas en medio de esta sociedad contemporánea. Porque uno puede preguntarse cómo una persona puede desaparecer durante 42 años, únicamente para reaparecer allí donde era más lógico esperar que estuviera… La mujer en cuestión se llamó Hedviga Golik, y acá en Siglos Curiosos referiremos esta curiosa historia. Curiosa y macabra, eso es.

Hedviga Golik nació en 1924, y vivía en un departamento en Zagreb, la capital de Croacia. En 1966, contando con unos 42 años, desapareció de la vista pública. Los vecinos asumieron que se había mudado, en parte debido al carácter amable-pero-reservado de la señora, que aparentemente no le comunicaba nada a nadie. Aún así, alguien dio aviso de presunta desgracia. Desafortunadamente, la policía no localizó a la señora, y el caso quedó archivado. Hasta que pasaron OTROS 42 años, y entonces…
Kindle Paperwhite, pantalla E-ink de alta resolución, luz integrada, color Negro, Wi-Fi

Resulta que en el período intermedio, nadie había hecho mayor cuestión sobre quién o qué destino tenía el departamento que había dejado la señora tras de sí. Así es que un día del año 2008, un grupo de policías y de agentes judiciales irrumpieron en el departamento, suponemos que con autorización de la judicatura de por medio. Y allí encontraron a la señora, sentada frente al televisor. Muerta, por supuesto. Aparentemente, se sirvió una taza de te, se sentó en su butaca frente al televisor… y falleció. El televisor, como podrá deducirse, era un modelo en blanco y negro.

Un vocero de la policía dijo: “Cuando los oficiales fueron ahí, dijeron que era como estar avanzando en un lugar congelado por el tiempo. La taza en la que había estado bebiendo té estaba todavía en la mesa cercana al sillón y la casa estaba llena de cosas que nadie había visto por décadas. Nada había sido perturbado por décadas, aunque habían más que unas pocas telarañas por ahí”. Claro, no es el primer ni el único caso de persona desaparecida por años, pero… ¿42 años? ¿y en su propia casa? Para pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: