“CARLA MORÁN” LA MUJER QUE FUE AGREDIDA SEXUALMENTE POR UN ENTE

Carla Morán era una madre viuda, en la california de los años 70 que mantenía y criaba dos hijos por su cuenta, pero de pronto, todo eso era el menor de sus problemas, pues su historia es una de las más inexplicables del siglo pasado y sorpresivamente, una de las mejor documentadas. Un extraño caso paranormal que las leyendas antiguas apuntarían como responsable a un incubo (demonio), pues a la vida de la mujer, llegaría un ente, parecido a lo que sería un fantasma, con la única intención de agredirla sexualmente.

Estos casos comenzaron un día, sin previo aviso, en el propio dormitorio de Carla Morán, quien contaba que al principio sólo sentía que alguien la observaba, pero pronto comenzó a sentir que algo rozaba su piel, como si de una caricia se tratara. Pero todo culmino una noche, en que, no satisfecho con ver y tocar, el ente tomó a Carla por la fuerza, lanzándola a la cama y sometiéndola hasta agredirla.

Carla no creyó que aquello pudiera ser verdad, y antes de buscar algún experto en lo paranormal, fue con varios psicólogos, quienes, al oír lo contado por la mujer generalmente lo atribuían a un desorden mental, tal vez causado psicológicamente y estallado por algún evento traumático. Sin embargo, cuando le hacían exámenes y pruebas para determinar la salud mental de Carla, sorpresivamente parecía estar completamente cuerda.

Sin embargo, cuando se le hicieron exámenes físicos, los resultados parecían más reales de lo que esperaban, pues Carla presentaba magulladuras en sus piernas, arañazos en las costillas, mordidas y las lesiones en la zona genital que suele dejar una violación. Todo esto llevó a un equipo de parapsicólogos acercarse a Carla, el doctor Barry Taff era el jefe del equipo y quién la entrevistó, pues lo que la mujer contaba no era muy distinto a las que se habían presentado en la antigüedad por los famosos incubos. Todo en el relato de Carla parecía sacado de estas leyendas, y cuando fueron entrevistados sus hijos, el mayor, de 16 años, dijo haber visto al ente una vez, que al escuchar a su madre llorando en su cuarto entró y la vería siendo atacada por alguien invisible y cuando intentó acercarse, el ente lo tomó de la cabeza y empujó fuertemente haciéndolo caer y rompiéndole un brazo.

El doctor Barry y un hipnólogo llamado Kerry Gaynor, decidieron instalarse en casa de Carla para conseguir pruebas de que lo que la familia decía era verdad. Por lo que acabaron instalando varios equipos fotográficos en el dormitorio de la mujer en espera del ente, y para sorpresa de todos, el segundo día algo apareció. Mientras los hombres hablaban con el hijo mayor de Carla, una puerta de un armario se abrió violentamente, y mientras buscaban en el mueble algún indicio de engaño, Carla gritó “¡Esta en la habitación!” Cuando llegaron corriendo, encontraron las famosas luces de las fotografías, que en las fotos aparecen alargadas, pero ellos describen como bolas de luz flotando por el cuarto.

Las luces se movieron de un lado a otro hasta que, como Carla contaba, la luz fue formando tenuemente la figura de un hombre, en un tono verde amarillento, pero a pesar de tener 9 fotógrafos en lugar nadie pudo captar algo más que esas rayas de luz. Sin embargo, aun siendo testigos de la presencia del misterioso ente, nadie pudo hacer nada para ayudar a la mujer, por lo que se decidió que se la llevaría a la Universidad de California, en una casa de cristal para poder ser observada por los expertos, y efectivamente los ataques siguieron, retorciendo y agrediendo a la mujer, mientras se lograba ver su piel siendo apretada como si estuviera siendo tocada aun cuando no había nada que presionara contra ella, y aun en este lugar las cámaras no pudieran captar la figura que habían visto.

Todo continúo igual hasta que harta de ser tratada como un experimento, Carla decidió abandonar todo e intentar seguir con su vida, pues realmente nadie estaba haciendo nada por ayudarla, por lo que prefirió solamente mudarse. Y aunque los ataques siguieron ocurriendo, mientras más veces se mudaron el ente parecía alejarse más, por lo que los ataques, de pronto, así como habían comenzado, se terminaron.

Un libro se escribió con la historia de Carla Morán, y finalmente se hizo película, teniendo un éxito rotundo, seguramente con el afán por conocer el horrible caso de Carla de cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: