La leyenda de “La novia de Culiacán”

lupita_leyva1.jpg_505508005

Esta historia se remonta a los años 50, Lupita era una muchacha buena y enamorada, quien contraería nupcias con el amor de su vida Jesús, pero esta historia no tuvo un final feliz, pues el destino tenía desgarradores planes para Lupita.

Después de que Jesús le pidiera matrimonio a Lupita, esta le conto a su mejor amigo Ernesto, quien le confesó que la amaba en silencio, Lupita lo consoló diciéndole que lo quería mucho pero como a un amigo y que le gustaría que el fuera su padrino, quien la entregaría en el altar, Ernesto con una profunda tristeza aceptó. Cuando llego el día de la boda, en la catedral de Culiacán, Sinaloa, Ernesto entregó a la mujer que amaba a Jesús, pero al ver a Lupita tan feliz en el altar, en ese momento supo que la había perdido para siempre, los celos nublaron su juicio, sacó una pistola y le disparó a Jesús en la cabeza, después se suicidó el. Ese día la iglesia se lleno de sangre y los sueños de Lupita de casarse le fueron trucados.

Lupita estaba perdida y sola, parecía como si se estuviera dejando morir, hasta que llegó el domingo siguiente y su semblante cambió, la esperanza había vuelto a ella, Lupita ilusionadamente se vistió de novia y fue a la catedral, y así fue cada domingo durante 30 años hasta que Dios la mandó llamar. Y aunque se cuenta que ella había perdido la razón, también se dice que el amor de Jesús por Lupita era tan grande, que incluso después de la muerte, el no se fue y su espíritu se quedo a acompañar a su amada por el resto de sus días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: